05Sep
2017
0

La música en casa. La importancia de la familia en la enseñanza musical

La música tendría que ser un lenguaje tan cotidiano  que todos los niños deberían tener acceso a él de forma natural y gratuita. Hay propuestas educativas musicales, como el método Suzuki, donde es pieza lave el papel de la familia en el que se forma un triángulo educativo con el alumnado, el profesor y la familia. Las tres piezas del puzzle son parte del mismo. A las clases asisten el alumno y los padres, para luego éstos en casa poder trabajar los aprendizajes con sus hijos.

En este método, el entorno está encargado de potenciar la musicalidad. Desde la familia hay que tratar que el niño sea un oyente activo y facilitar el descubrimiento del mundo sonoro que lo rodea. Es decir, es preciso potenciar su desarrollo en todos los aspectos a su alcance.

La familia es la piedra angular de la enseñanza de la música. Desde el ambiente familiar, podemos procurar que el desarrollo rítmico del niño adquiera un buen nivel, con juegos rítmicos sencillos, por medio de la imitación, repitiendo esquemas rítmicos fáciles, bien con percusiones corporales, o bien ayudado de algún instrumento «casero», por ejemplo con algún cuenco de plástico o metálico, con cuidado que no se dañe.

En cuanto al desarrollo de la audición, también podemos realizar algún juego del tipo que hemos puesto anteriormente, con el ánimo de favorecer la misma. Por ejemplo, con tres sonidos parecidos, pero con timbres diferenciados (un sonajero, una pandereta y un muñeco que haga algún tipo de ruido), ponerlos en una posición desde la que no se les puede ver, y que trate de adivinar por medio del sonido, de qué artefacto se trataría.

El objetivo fundamental de la educación musical en las primeras etapas, cuando la familia es el principal motor educativo, serían:

  • La adquisición de capacidades progresivas, que sirvan como formas de expresarse.
  •  Moverse al pulso de la música, no de que aprendan ritmos, y compases.
  • Utilizar su voz como un instrumento, más que tocar un instrumento.
  • Las acciones que resumirían los objetivos a alcanzar podemos agruparlas en cuatro: escucharimitarreconocer reproducir

Las cookies sirven para dar mejor servicio en esta web. Si continúa navegando estará dando su consentimiento para su aceptación y la de nuestra política de cookies (+ info).
Pulse "Aceptar" para hacer desaparecer este aviso. NO ACEPTAR ACEPTAR

Aviso de cookies