31Ago
2016
0

J.S. Bach (1685-1750). Infancia de un hombre poco pecador

Nuestro héroe nació el 21 de marzo de 1685 en Eisenach, Alemania, y como era tradición en todos los Bach, le colocaron de primer nombre el acostumbrado Johann, eligiendo para el segundo Sebastian, que es como le llamaban en familia.

 Pero, contra lo que hoy podamos pensar, no fue en absoluto el primer músico de la familia. Para nada. El árbol genealógico de los Bach, al menos el que se ha podido conocer e investigar, se remonta al año 1550 y se cree que lo inició (o tal vez sería mejor decir que lo «plantó») un panadero llamado Veit Bach.

El primer músico en la familia fue Johannes Bach, fallecido en 1626 y, a raíz de su ejemplo, casi todos sus descendientes emularon a su antepasado en la elección de su profesión. Tanto fue así que en muchas localidades alemanas se daba el nombre de Bach (riachuelo) a cualquier músico, se apellidara Bach o Gutiérrez.

Por otra parte, tal vez por seguir la tradición musical o aumentar el talento de la familia creando nuevos virtuosos,  en el familión de los Bach existía cierta tendencia a la endogamia, era muy normal que se casaran entre sí primos, tíos y sobrinos. ¿No se unían entre ellos los aristócratas? Pues los Bach no iban a ser menos, ¡hasta aquí podíamos llegar!

Como en su familia era tradición el estudio de la música, nuestro protagonista, el joven Sebastian, recibía fuera de la escuela clases de música de su padre. Tal vez por eso, aunque el niño destacaba porque las pillaba todas al vuelo, sus notas no estaban a la altura de su inteligencia. Y es que el chaval, que cantaba «con voz de tiple extraordinariamente bella», faltaba a clase más de lo normal, y no es que fuera enclenque, enfermizo o un vago de tomo y lomo, no, es que el pequeño Bach cantaba motetes y cantatas  en el coro de la iglesia, primero en el coro Kurrende y luego en el Symphonicus y, además, aparte de estas actuaciones en los días festivos, participaba en las serenatas que se daban a los vecinos, con las que sacaba algún dinerillo extra, bien recibido en una familia, la suya, que contaba con siete miembros. Y, si fueran pocos, también vivían con la familia dos aprendices y dos auxiliares del cabeza de familia, Johann Ambrosius Bach, quien debía antenderlos por precepto municipal.

Sobre el vídeo: motet «Meine Freundin du bist Schön» de Johann Christoph Bach (6 de diciembre de 1642 – 31 de marzo de 1703). Fue un organista y compositor alemán, el músico más importante y respetado de la familia Bach anterior a Johann Sebastian Bach. Hijo mayor de Heinrich Bach, nació en Arnstadt, de donde fue organista. Se le ofreció el mismo puesto en la iglesia de San Jorge de Eisenach en 1665, en donde fue músico de la corte en 1700. Además trabajó en colaboración con su primo Johann Ambrosius Bach, padre de Johann Sebastian, a quien dio lecciones de música, y el cual tuvo sus obras en alta consideración: le calificó como «el compositor más grande y expresivo de la familia». Fue un compositor de gran capacidad, si bien su arte no recibió la apreciación que merecía, probablemente debido a su difícil y terco carácter con el Concejo de Eisenach, ciudad en donde murió.

Las cookies sirven para dar mejor servicio en esta web. Si continúa navegando estará dando su consentimiento para su aceptación y la de nuestra política de cookies (+ info).
Pulse "Aceptar" para hacer desaparecer este aviso. NO ACEPTAR ACEPTAR

Aviso de cookies